miércoles, 29 de septiembre de 2010

LA LIBERTAD DE HACER O NO HACER HUELGA



Ayer, en el mercado, en el autobús, en la calle, no oía nada más que cosas en contra la huelga, decían que era una huelga impuesta.

Y yo también creo que es así.

Dicen los sindicalistas, que los empresarios obligan a los trabajadores a ir a trabajar, bajo el miedo de perder el empleo.

Y yo me pregunto:¿ porque unos sindicalistas, que sí que tienen su puesto de trabajo asegurado, aunque hagan huelga, tienen que imponer una huelga a la que un gran número de españoles está en contra?.

Los piquetes nunca han sido de información, siempre han utilizado, la fuerza, tanto física como verbal. Lo digo por experiencia.

Todos tenemos el derecho a la libertad, en este caso, a sumarse a la huelga o a poder acceder a su puesto de trabajo y la libertad se pierde cuando nos imponen cualquier acto.

3 comentarios:

Cantares dijo...

Un beso

María Narro dijo...

eso mismo opino yo, cada uno es libre de elegir pero parece que no ha sido así.

En mi barrio estaba todo cerrado y algunos dueños en la calle vigilando su negocio, un autónmo -peluquero- trabajando con persianas bajadas para no meterse en líos

¡patético!!

Olga i Carles dijo...

La huelga si es pacífica puede al final dar algún cambio importante.
Se ha hablado de buenas fuentes de quizá retroceder los años de jubilación otra vez a los 65. Si procede, de algo habrá servido. veremos que pasa. Vienen elecciones...
Gritar en contra de la reforma a nivel de queja y no hacer nada, tampoco es honesto.
Nosotros no trabajamos, somos pensionistas, pero ese día no fuimos a comprar nada, en señal de solidaridad, por la mayoría de trabajadores explotados.
Desde luego la huelga fué libre, pero la coaciión existió en muchos nivles.
En cuanto a los piquetes, siempre hay los intransigentes, pero no todos están en el mismo saco.



Un abrazo.